¿Quién dijo que en España no dimitía nadie?…

10269587_268906239962436_6871220178379569019_n

Cambiar para que todo siga igual”. Esa parece la estrategia a seguir desde las altas esferas del poder en España. La crisis de la monarquía, que pasa por sus horas más bajas, ha terminado pasando factura y, aunque suene “raro” en un país como España, donde “no dimite nadie”, al final el Rey ha terminado haciéndolo (aunque en su caso se llame abdicación)…

El caso es que lo único que va a cambiar es el nombre del monarca: la institución seguirá siendo la misma, y sus problemas seguirán estando ahí. El descrédito alcanzado no va a desaparecer de un plumazo por mucho que ellos crean que sí. Simplemente seguirán defendiendo esa institución los mismos de siempre, los que hacen oídos sordos a todos los desmanes procedentes de esa Familia Real cada vez más parecida a la de cualquier folletín televisivo tipo “Falcon Crest “o “Dallas”. Seguirá siendo una familia marcada por los despropósitos: que si fortunas de dudosa procedencia, que si “no me consta, no me acuerdo, yo no sé”, que si cacerías y pabellones de caza con cargo al pueblo, y demás… ¿o acaso ahora se va a transformar en una familia “modélica” de la noche a la mañana?

BgMDMJ3CAAARCbB

Quien más que posiblemente respire tranquilo en estos momentos es el Gobierno Español, pues mira por donde, ahora la prensa “aparcará” durante un tiempo el bombardeo de noticias sobre Podemos y el derrumbe electoral del PP para centrarse en la “vida y milagros” del monarca saliente y alabanzas al entrante, aparte de todo el material que proporcionarán los actos que vendrán a partir de ahora, con la coronación y demás. Todo con cargo al pueblo, como siempre, aunque ni siquiera se le va a preguntar si quieren este “(re)cambio”.

Ya desde diversas formaciones se empieza a pedir un referéndum para decidir entre Monarquía o república (cosa lógica desde un punto de vista democrático), pero se olvidan los pobres de que en España, la democracia se escribe con minúsculas y no deja de ser una simple palabra con un acto simbólico cada cuatro años, por lo que no hay duda de que ese referéndum correrá la misma suerte que el de Cataluña o el de las prospecciones petrolíferas en Canarias, rechazadas ambas por ese pseudodemocrático Gobierno Español que padecemos.

De todas formas, uno, en su ignorancia de ciudadano de a pié,  se pregunta por varias cuestiones: ¿Qué pasará ahora con la “inviolabilidad” del Rey? ¿La seguirá manteniendo aunque ya no lo sea? Seguro que alguna argucia más o menos “legal” se sacarán de la manga, puesto que no serían pocos los “problemas” que se le avecinarían al saliente si perdiese ese “estatus” de ser “intocable”, si quedase “expuesto” a tener que responder por tantas “situaciones incómodas” acumuladas a lo largo de tantos años: que si paternidades no reconocidas y que al no poder ser juzgado no se podían ni siquiera llevar ante la justicia, que si la fortuna que posee en Suiza, que si tuvo parte o no en el 23F, etc…

1907336_268894936630233_8826136618043084334_n

Seguro que en la Ley Orgánica que tendrán que tramitardeprisa y corriendo” para poder llevar a efecto la abdicación (ni siquiera existe a día de hoy un proceso legislativo para estos casos, se les debe haber olvidado a todos desde 1978. España es así) tendrán en cuenta activar los mecanismos necesarios para que, aunque la Constitución diga que “todos somos iguales ante la Ley” el monarca saliente siga siendo “más igual que los demás”.

Como digo más arriba, el principal “beneficiado” de todo esto es Mariano Rajoy, gracias al “desvío de la atención” que esto puede suponer. Mucho más que el Mundial de futbol, ya que la parafernalia del relevo en la corona puede tardar meses, lo que serviría al Gobierno para reducir el “ruido mediático” en que se ha metido por méritos propios. Yo, por mi parte, sigo más preocupado por las prospecciones, el tomate, el paro y demás cuestiones que nos afectan a todos gravemente y no por quién es el que vive a cuerpo de “rey” aunque no haya sido elegido. Mientras esa institución no desaparezca, el problema seguirá existiendo igual.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Angel Rivero

Ciudadano teldense preocupado por lo que pasa a mi alrededor. Angel Rivero
Esta entrada fue publicada en Estado español y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Quién dijo que en España no dimitía nadie?…

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: ¿Quién dijo que en España no dimitía nadie?…

  3. Zenaida Amador Betancor dijo:

    Totalmente de acuerdo con lo que he leído.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s